Filosofía

Forjando la mente del Karateka

El karate no es un deporte de puntos, peleas por categorías de peso o exhibiciones de espectáculo.

Es un arte marcial y un estilo de vida que entrena a un practicante a ser equilibrado mental y fisicamente; cuando un conflicto es inevitable, el verdadero karate enseña a derrotar al oponente con un solo golpe, tal acción requiere fuerza, velocidad, enfoque y control.

Sin embargo estos aspectos físicos no son la meta principal, son simplemente el vehiculo para encontrar el equilibrio interior entre mente cuerpo y espíritu.

La escencia del karate esta basada en en el Bushido.

En el verdadero karate, el cuerpo, la mente y el espíritu, deben ser desarrollarlos de forma simultánea por el practicante. A través de kihon, kata y kumite aprendemos a controlar nuestros movimientos; pero lo más importante, aprendemos a desarrollar "mushin" que es una reacción involuntaria al ataque sin ningún proceso del pensamiento en la ejecución de la técnica, realizando movimientos de forma instintiva.

Consiste, en un momento dado,en evitar un ataque sin necesidad de responder, pero no habrá vacilación en el uso de la técnica correcta para controlar al atacante.

Esta unidad armoniosa de la mente y el cuerpo es poderosa, incluso la mayor fuerza física y destreza no son rival para la fuerza de la integridad. El resultado del verdadero Karate es una acción natural, sin esfuerzo, y la confianza, la humildad, la apertura y la paz sólo son posibles a través de una perfecta unidad de mente y cuerpo.

Esta es la enseñanza central del Zen, la base de Bushido, y la filosofía de Karate de la JKA.

Bushido

El Bushido ha sido el código de conducta del Samurai perteneciente a la epoca feudal en Japón durante
los siglos XII y XIX, no hay otro comparable en la historia de la humanidad. Su fundamento era "el servir a los demás", basado firmemente en las enseñanzas del Budismo Zen, el cual tenía la intención de ayudar al Samurai a comprender su naturaleza, su mente y el universo a través de la experiencia directa así como mediante el fomento de la fuerza, el autocontrol y la sabiduría.

Referente que se busca en la JKA en la actualidad en todos sus miembros.

El Bushido se basa en siete principios esenciales:

El espíritu marcial y el valor eran, por supuesto, los aspectos esenciales del Bushido, sin embargo para el Samurai la meta más alta era la virtud en el pensamiento y la acción. Cada Samurai siguió un régimen cuidadosamente diseñado de rectitud y etiqueta destinada a fomentar dicha virtud, condensado en el libro de Tsunetomo Yamamoto, "Hagakure".

El Bushido ayudó a los samuráis a armonizar la mente con el cuerpo, lo que les permitió mantener
una cierta calma, ó Heijoshin (literalmente "mente ordinaria y cotidiana"), incluso frente a la adversidad.

La sinceridad, la bondad, la honestidad, la piedad y el honor formaban parte del núcleo de este código de conducta, y son la semilla de la que creció la tradición del karate de la JKA Sin duda alguna se encuentra el Karate entre los mayores regalos de Japón hacia el mundo.

Los 20 Preceptos

Antes de que se estableciera la JKA, Funakoshi Sensei presentó los 20 Preceptos del Karate, que forman las bases del arte.

Dentro de estos veinte principios, basados ​​en gran medida en el Bushido y el Zen, se encuentra la filosofía de la JKA.

  1. El Karate empieza y termina con Cortesía ("Rei"Saludo). Karate wa rei ni hajimari, rei ni owaru koto wo wasuruna
  2. En Karate no existe el primer ataque, ni la primera ofensa. Karate ni sente nashi
  3. El Karate debe estar de lado de la justicia. Karate wa gi no tasuke.
  4.  Antes de intentar conocer a los demás, conócete a ti mismo. Mazu jiko wo shire, shikoshite tao wo shire.
  5.  El espíritu es más importante que la técnica. Gijutsu yori shinjutsu.
  6. Siempre se debe liberar la mente.  Kokoro wa hanatan koto wo yosu.
  7. Los accidentes nacen del descuido.  Wazawai wa getai ni shozu.
  8. El Karate no sólo se practica dentro del Dojo.  Dojo no mino karate to omou na. 
  9. El aprendizaje de Karate es para toda la vida.  Karate no shugyo wa issho de aru.
  10. Al incluir el Karate en la vida diaria, es posible tratar los problemas con el espíritu del Karate. Ara-yuru mono o karate-ka seyo, se soko ni myo-mi ari. 
  11. El Karate es como el agua hirviendo; si no la mantienes al fuego, se enfría.  Karate wa yu no goto shi taezu netsudo wo ataezareba moto no mizu ni kaeru.
  12. No pienses en ganar. Piensa en no perder.  Katsu kangae wa motsu na makenu kangae wa hitsuyo. 
  13. Adáptate en función de tu adversario, conócelo y aprovecha sus errores.  Tekki ni yotte tenka seyo.
  14. La victoria depende de la habilidad de distinguir cuales son los puntos vulnerables y cuales los invulnerables (de sí mismo y del oponente).  Tatta kai wa kyo-jitsu no soju ikan ni ari. 
  15. Piensa en las manos y los pies como si fuesen espadas.  Hito no te ashi wo ken to omoe.
  16. Al salir de casa piensa que un millón de enemigos te esperan. Danshi mon wo izureba hyakuman no tekki ari. 
  17. Las posiciones son para los principiantes, después las posturas son naturales.  Kamae wa shoshinsha ni ato wa shizentai.
  18. El kata es una forma de entrenamiento; un combate real es una circunstancia totalmente diferente. Kata wa tadashiku jissen wa bettsu mono.
  19. Nunca olvides: la correcta aplicación de la fuerza; la contracción y relajación del cuerpo; la velocidad en las técnicas.
      Chikara no kyojaku, karada no shinshuku, waza no kankyu wo wasuruna.
  20. Intenta siempre aplicar correctamente todo lo que has aprendido.  Tsune ni shinen kufu seyo. 

DOJO KUN

La JKA ha desarrollado los cinco preceptos “Dojo Kun”, que cada uno de los estudiantes se compromete a llevar a cabo.

En cada sesión al final de la práctica, los estudiantes se colocan en posición de Seiza y repiten estos cinco preceptos en voz alta.

Este proceso recuerda a los estudiantes de la actitud correcta, el enfoque mental y las virtudes para comportarse dentro del Dojo y también fuera de él.

Dojo kun

  1. CADA QUIEN! BUSCAR LA PERFECCION DEL CARÁCTER! HITOTSU! JINKAKU KANSEI NI TSUTOMURO KOTO!
  2. CADA QUIEN! SER LEAL Y SINCERO! ¡HITOTSU! MAKOTO NO MICHI O MAMORU KOTO!
  3. CADA QUIEN! ESFORZARCE SIEMPRE! HITOTSU! DORYOKU NO SEICHIN O YASHINAU KOTO!
  4. CADA QUIEN¡ RESPETAR A LOS DEMAS! HITOTSU! REIGI O OMONZURU KOTO!
  5. CADA QUIEN! REFRENARSE DE CONDUCTA VIOLENTA! HITOTSU! KEKKI NO YUU O IMASHIMURU KOTO!

"El último objetivo del arte del Karate no reside en la victoria o la derrota, sino en el perfeccionamiento del carácter de sus practicantes"


Sensei Gichin Funakoshi

HISTORIA

Fundador y grandes maestros

GICHIN FUNAKOSHI SENSEI

Gichin Funakoshi nació el 10 de noviembre de 1868 en Yamakawa Shuri, Prefectura de Okinawa. Era de linaje samurái, de una familia que en otros tiempos habían sido protectores de los nobles de la dinastía Ryukyu.

Enfermizo de nacimiento, encontro las ventajas del entrenamiento en karate y a los 11 años ya se había hecho un nombre por sí mismo en el estilo Ryukyu (arte marcial). a partir de su formación con el Maestro Asato Anko, no pasó mucho tiempo antes de que él igualara a su maestro en habilidad , y compartió con él la distinción de ser el artista marcial "más completo" de su momento.

En 1933 Funakoshi subsitituye el carácter chino Hanzi"kara" que significa "chino" por el carácter japones kanji "kara " que significa vacio. Quedando como "mano vacia" karate-jutsu (que significa "arte marcial chino a mano") del Maestro Itosu Anko.

Muchos tradicionalistas de Okinawa, se enfadaron por este cambio por su obvio conflicto con los sistemas originales de okinawa en que se fundamentaba el Karate Do, ya que incluian la utilizacion de armas como: Bo( un palo de 180 cm ) ,los nunchuku (flagelo de arroz), tonga( flaeglos para moler arroz ) , sai ( orquilla con punta de metal ) kama (hoces), tekko ( puño de hierro ). Por ello Funakoshi clarifico que hacia referencia al estado vaciarse o de abandonar todo egoismo, ambos profesores quedaron impresionados por su nobleza de carácter.

A través de los años perfeccionó su entrenamiento y formación; continuamente desarrollando sus habilidades notables, el maestro Funakoshi llegó a ser presidente de la Sociedad de Okinawa de artes marciales, así como instructor en la Escuela de Maestros de Okinawa. Luego en 1922, cuando tenía 54 años de edad, presento ante el Ministerio de Educación (ahora Ministerio de Educación, Ciencia, Deportes y Cultura) El Okinawa Karate- jutsu; una exposición de Educación Física patrocinada por el mismo ministerio. Esta introducción, la primera exhibición pública de Karate en Japón fue un éxito impresionante. Y el artista marcial Gichin Funakoshi previamente desconocido, llegó a la fama instantáneamente en todo el ambiente de las artes marciales provenientes de Japón.

Inmediatamente el fundador del judo moderno Jigoro Kano, invitó al maestro Funakoshi y su alumno Gima Shinkin al Dojo de judo Kodokan para dar una demostración de kata. El evento al que asistieron llenó el Dojo Kodokan en su máxima capacidad. Fue tan bien recibido que el Maestro Funakoshi se vio obligado a mudarse a Tokio para poder enseñar Karate a todo aquel que había quedado cautivado.

Entusiasmado por continuar promoviendo el arte marcial en el que había trabajado tanto para dar a conocer en Japón, el Maestro Funakoshi, posteriormente, comenzó a enseñar en Meiseijuku de Tokio, un dormitorio para estudiantes de Okinawa. En 1922, publicó un libro titulado "Ryukyu Kempo Karate." Fue la primera exposición formal en Japón del arte del karate-jutsu. Su contenido no solo era fresco y novedoso, sino que también estaba muy bien escrito, e inmediatamente creó un auge del karate sin precedentes.

A medida que la popularidad de karate-jutsu comenzó a extenderse, el Maestro Funakoshi produjo la primera "Certificación Dan " en abril de 1924.Casi al mismo tiempo, con el apoyo de su profesor de budismo, Abad Furukawa Gyodo del Templo Enkakuji en Kamakura, el Maestro Funakoshi comenzó a practicar Zen que contempla la enseñanza budista bien conocida que dice "la forma es vacía y el vacío
es forma." Empezó a ver la relevancia de la enseñanza de su arte marcial y, finalmente cambió los caracteres:
“karate” de Kara + Te ( "Mano"+"China") a "mano"+ "vacía" Kara+Te ).

Con el fin de popularizar el arte marcial de Okinawa en el resto de Japón, el Maestro Funakoshi sintetiza un sistema
completo de técnicas y teoría, y cambia los nombres chinos y Okinawenses de los kata, al japonés estándar.

En 1929, después de mucha reflexión, también cambió el nombre de karate-jutsu ("arte chino ó mano china") al Karate-Do ("el camino del Karate," o "el camino de la mano vacía"). Es entonces cuando crea los 20 Preceptos del Karate y establece una profunda filosofía de Karate.

Por fin el Karate había se había consolidado, y fue ganando popularidad en todo Japón. El número de personas que deseaban comenzar el entrenamiento fue creciendo día a día, tanto así que se hizo difícil encontrar un lugar para que practicaran. Así, en 1939 el maestro Funakoshi estableció el dojo "Shotokan", que construyó a sus expensas. ("Shoto" fue el seudonimo que utilizó al hacer caligrafía y poesía escrita. "Shoto" significa "Ondas de pino", y se refiere al sonido del viento que sopla a través de los pinos que se asemeja al sonido de las olas del mar.)

Para ese momento el Maestro Funakoshi había enseñado durante mucho tiempo karate a estudiantes universitarios y de secundaria. Como resultado, los clubes de karate habían surgido en las instituciones de educación superior en todo Japón, lo cual es otra razón por la cual el karate se ha vuelto tan respetado como lo es hoy.

En los ataques aéreos de la Segunda Guerra Mundial, el dojo Shotokan fue destruido, y el crecimiento del karate se detuvo. Pero después de la guerra, los seguidores del camino de Funakoshi se reagruparon, y en 1949 se formó la JKA (Asociación de Karate de Japón), con Funakoshi como Maestro Supremo.

El 10 de abril de 1957, el Ministerio de Educación dio reconocimiento oficial a la JKA, y se convirtió en una entidad legal. Tan sólo dieciséis días después, a la edad de 89, el Maestro Funakoshi falleció. Se celebró un servicio funerario público en el Ryogoku Kokugikan (Ryogoku Salón Nacional de Sumo), al que asistieron más de 20,000 personas, entre ellos muchos famosos que fueron a presentar sus respetos. Un monumento al maestro Funakoshi se erigió en Enkakuji templo en Kamakura. Los miembros de la JKA, realizan una visita de honor el 29 de abril de cada año, la fecha del Festival Shoto.

NAKAYAMA MASATOSHI SENSEI

El Maestro Masatoshi Nakayama tenía las artes marciales en su sangre. Nacido en abril de 1913 en la prefectura de Yamaguchi era descendiente del clan Sanada, en la región de Nagano. Sus antepasados eran instructores altamente calificados de kenjutsu (el arte de la espada).

Al entrar en la Universidad de Takushoku en 1932, el Maestro Nakayama se unió inmediatamente al club de karate de la universidad, estudiando con el Maestro Funakoshi y su hijo Yoshitaka Funakoshi. Decidido a dedicar su vida al karate, viajó a China después de su graduación para continuar su estudio y formación.

A su regreso de China en mayo de 1946, se reunió con los practicantes de Shotokan compañeros de su etapa universitaria para revivir la tradición de karate con Funakoshi como Maestro Supremo. En conjunto, en 1949, se estableció la Asociación Japonesa de Karate. En 1955 un dojo central fue construido en Yotsuya Tokio, lo que impulso la construcción de Dojos JKA en todo Japón.

Los esfuerzos de la JKA por promover el espíritu de Karate-Do fueron muy bien valorados por el Ministerio de Educación (ahora Ministerio de Educación, Ciencia, Deportes y Cultura). En 1957, el Ministerio concedió el reconocimiento legal y exclusivo a la JKA en Japón como una asociación oficial de miembros para la promoción del camino del karate.

Durante ese tiempo y durante los próximos años, el Maestro Nakayama hizo contribuciones inmensurables a la técnica. Desarrolló, junto con sus compañeros instructores de la JKA, un nuevo método, racional de la enseñanza que se adapta al nivel y objetivos de cada estudiante: karate como una herramienta de desarrollo físico, karate como un método de auto-defensa, el karate para competencias, etc. también hizo hincapié en la necesidad de que cada aspecto de la formación fuera física y quinestésica, y analizó científicamente cómo hacerlo.

Por otra parte, para garantizar que la verdadera esencia del Karate-do estaba siendo transmitida correctamente, él y sus discípulos establecieron un programa de formación de monitor especializado de dos años, que sigue siendo el único sistema de instrucción especializada en el mundo del Karate. Y la formación no termina nunca; la JKA es, y siempre ha sido, la única organización de karate cuyos instructores a tiempo completo continúan reuniéndose todos los días para la práctica en grupo. A través de este programa, los instructores de la JKA se esfuerzan constantemente para refinar y perfeccionar su karate.

Sensei Nakayama también creó el primer sistema de competencia de karate: el primer Campeonato JKA All Japan Karate se celebró en el Gimnasio Metropolitano de Tokio en octubre de 1957 y contó con la presencia de tantos participantes y espectadores que el lugar estaba lleno en su totalidad.

Su adaptación de kata y kumite para el sistema de competencia fue un gran éxito; el 5º Campeonato JKA All Japan Karate en 1961 fue incluso con la presencia de Su Majestad el Príncipe Heredero de Japón (ahora su Majestad el Emperador de Japón). El karate fue creciendo cada vez más en popularidad en todo el mundo.

También valoró los aspectos espirituales del karate que su maestro Funakoshi enseñaba, especialmente la virtud de la modestia y el espíritu de armonía. Nunca se cansaba de la enseñanza mediante su ejemplo más que sus palabras, para demostrar que estas cualidades no sólo requieren un profundo sentido de pertenencia, sino también son un recordatorio constante de que "no hay primer ataque en karate."

En la práctica real, insistía en que cada técnica debe demostrar lo mejor de cada uno. También hizo hincapié en que es fundamental estudiar la trinidad inseparable del Karate: -Kihon- Kata- Kumite como una sola. Y recordaba constantemente a todos tener en cuenta que "el camino de karate que perseguimos es un arte marcial de manos vacías, que se practica con un corazón inquebrantable en un estado de vacío; es una forma de desarrollar la personalidad”.

En sus últimos años resumió todas sus técnicas y filosofía en la famosa serie de libros titulado:"Karate Superior."Sensei Nakayama falleció en 1987, a la edad de 74 años.

Contactanos

Visitanos en cualquiera de nuestros Dojos y toma una clase de cortesia
Dirección:
Paseo de la herradura #82 Col. La Herradura Huixquilucan
C.P. 52784 Estado de México
Telefono: 55 2442 0467
Mail: jkawfmexico@yahoo.com.mx

Dirección:
Clavelinas #270 Col. Nueva Santa Maria Del. Azcapotzalco
C.P. 09800. CDMX
Telefono: 5565-60 85 73
Mail: japankarateamex@gmail.com